El Arbitraje y la inversión Extranjera

Es incuestionable la influencia de la Inversión Extranjera, en la evolución socioeconómica de un país. Los inversionistas buscan que su inversión sea Rentable, tomando en cuenta varios aspectos del momento y lugar.

El rol que un Estado juega para atraer el capital foráneo es fundamental, ya que las políticas que adopte como necesarias, con el objeto de cumplir sus fines, serán siempre influyentes en esta materia.

Son muchos lo factores que analiza un inversionista al momento de decidir donde poner su inversión, pero a los efectos de nuestra investigación, en lo jurídico, uno de los aspectos resaltantes es el arbitraje.

Tal como lo Señala nuestra Constitución en su artículo 258, el Arbitraje es un medio alternativo para la solución de conflictos, por lo que se reconoce la posibilidad de acudir a otra vía distinta a los órganos jurisdiccionales del Estado. Esto representa una gran ventaja, porque contribuye a que se cumpla uno de los propósitos de nuestro sistema de justicia, que es obtener con prontitud una decisión (Art. 26 C.R.B.V), debido a que el arbitraje representa una ayuda en la disminución de la carga que soportan nuestros jueces en la tarea de administrar justicia.

Los inversionistas extranjeros, analizan varios aspectos en donde vana poner su inversión, como las ventajas fiscales, el movimiento de la oferta y demanda en el mercado que van invertir, el tema de la expropiación, entre otros. No siempre se cumplen todas sus expectativas, haciendo que su inversión seas más riesgosa. Cuando van a celebrar un contrato con un Estado para invertir en su territorio, buscan protegerse mediante cláusulas que garanticen la estabilidad de los beneficios de un momento determinado con respecto a su inversión, dichas claúsulas contractuales tienen el nombre de ¨Cláusulas de Estabilización¨. En caso de incumplimiento del acuerdo celebrado, criterio que se basa en la máxima “Pacta Sunt Servanda”, relativa a la intangibilidad de los contratos, el inversionista buscará extraer de la jurisdicción del Estado en el cual se invierte, la Resolución de la Disputa.

El inversionista, también debe tener presente, si el país de su nacionalidad tiene algún tratado Bilateral vigente con el Estado en el cual busca invertir, examinando si contiene disposiciones ventajosas para la protección de su inversión, las cuales han sido denominadas como de ¨Meta-estabilización¨, esto refuerza el derecho de los inversionistas nacionales de la otra parte, para exigir al otro Estado parte, el cumplimiento de lo asumido por él.

Las partes, ya sea por consecuencia del contrato o vía de un Tratado Bilateral Internacional, pueden establecer una cláusula compromisoria, para que se rijan por la reglas establecidas por un centro arbitral o pueden indicar las normas de derechos aplicables. Lo ideal siempre será extraer del campo del Estado en el que se invierte cualquier disputa que pueda surgir, hacia un campo neutral, en miras de tener una decisión imparcial.

¿De que busca protegerse un inversionista?
En los Tratados Bilaterales Internacionales celebrados por Venezuela con otros Estados (República de Costa Rica, Alemania, Argentina, Barbados, Cuba, Canadá, Perú, entre otros), se puede observar ciertas disposiciones que se repiten, volviéndose comunes en este tipo de actos, por ser considerados de vital importancia al momento su inversión. Entre ellas tenemos:

A) Libre Transferencia o Transferencia de Fondos.
Las partes acuerdan no restringir la posibilidad transferir la renta obtenida de su inversión al lugar donde lo quieran transferir (como una cuenta bancaria que tenga el inversor). La transferencia puede ser realizada en la moneda de libre convertibilidad que hayan acordado las partes y al tipo de cambio vigente en el país receptor. También comprende sumas de dinero recibidas por concepto de indemnización.

B) Expropiación.
El Estado receptor de la inversión se compromete a no expropiar la inversión del nacional inversionista de la otra parte contratante del tratado, ni medida equivalente a la expropiación, a menos que sea por causa de interés público, mediante pronta y adecuada indemnización.

Las expropiaciones indirectas son aquellas que tienen carácter ¨regulatorio¨.

C) Indemnización por pérdidas o compensación por daños.
Cuando los inversión de un Estado Contratante experimenten pérdidas o daños en sus inversiones, dentro del territorio de la otra parte contratante, debido a guerras o cualquier conflicto armado, estado de emergencia nacional (siendo éstas las que afectan el orden social, económico, político, natural o ecológico de la Nación que se trate), estos serán indemnizados, recibiendo un trato no menos favorable que el acordado para la protección de los inversionistas.

D) Arreglo de controversias entre un inversor y la parte contratante receptora.
Se prevé un conjunto de mecanismos para resolver las controversias que puedan surgir, con ocasión a la inversión. La controversia podrá ser sometida a arbitraje, por el inversionista de que se trate. En algunos Tratados Bilaterales, como el celebrado con Canadá, Brasil o Barbados, los cuales prevén el centro de arbitraje internacional que regirá su disputa, como el CIADI (del cual Venezuela ya no es parte, por lo que los inversionistas deben tener esto en cuenta, porque puede verse afectada la posibilidad de extraer de la jurisdicción venezolana, el conocimiento del asunto). También prevén  que el inversor puede someter la disputa a un árbitro internacional o a un tribunal de arbitraje Ad-Hoc establecido de conformidad con las Reglas de CNUDMI.

Todos los tratados Bilaterales Internacionales de protección a la inversión extranjera, prevén el arbitraje como medio alterno para la resolución de sus controversias.

En conclusión, el arbitraje juega un rol sumamente importante al momento de atraer la inversión extranjera, siendo esta la que confiere seguridad de que pueden ir a resolver posibles conflictos con respecto a la inversiónde que se trata, hacia un campo neutral, aumentando las probabilidades de obtener un decisión (laudo) imparcial.

Autor: Centro de Investigaciones juridicas.
Fuente:

1.- TORREALBA R, José Gregorio: Promoción y protección de las inversiones extranjeras en Venezuela Caracas: Fundación Estudios de Derecho Administrativo, 2008.

1 comentario

  1. Lucia de Marias dice:

    Quisiera saber si es posible ejecutar un laudo CIADI en territorio venezolano y cual sería el procedimiento a seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *