Fecha 15 marzo, 2018

Tribunales permanentes y árbitros

La situación procesal en la mayoría de los países es la dualidad de organismos que ostentan la facultad de decidir las controversias, o mejor aún, de declarar la voluntad concreta de la ley, bien para un caso controversial, o bien, en una situación en la cual el interés general persigue una definición auténtica.

La entidad judicial internacional más importante de todas es la Corte de Justicia Internacional de La Haya, recientemente, ha estado sometida a una investigación que le imputa a varios de sus jueces el haber formado parte de tribunales arbitrales a pesar de la prohibición que su Estatuto establece

La comunidad jurídica internacional ha quedado sorprendida ante el hecho de que jueces tan prestigiosos hubiesen violado la regla estatutaria.

Con la presente noticia se debilita aún más la credibilidad en la justicia internacional, por cuanto el juez de la Corte de La Haya, que esté presente en un arbitraje ante el CIADI o ante la Cámara de Comercio Internacional, en la cual lo que fundamentalmente está presente no es el interés jurídico, sino los grandes objetivos económicos de las empresas transnacionales.

Hildegard Rondón de Sansó-TRIBUNALES PERMANENTES Y ÁRBITROS

 

Sentencia política

En efecto, la jurisdicción constitucional en nuestro sistema, puede ejercerse en forma difusa, entendiéndose por tal la que corresponde a todos los jueces de la República que deban decidir una causa en la cual la norma legal se contradiga con una norma constitucional o bien, cuando se solicite amparo contra la situación creada por una norma.

Igualmente puede manifestarse en forma concentrada, es el que se realiza sólo a través de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia.

El carácter de las decisiones de los tribunales constitucionales, evidencia que ellos son tribunales políticos y sus sentencias son políticas. Es política por la materia que ha de conocer y los efectos de su decisión, no porque haya de sustituir la razón del Derecho por ninguna otra.

Las recogías en el presente artículo son las reglas más sencillas pero al mismo tiempo más eficientes de la jurisdicción constitucional que, no solo figuran en el propio Texto Fundamental, sino que son siempre reiteradas por los grandes tratadistas del Derecho Constitucional.

Hidelgard Rondón De Sansó-SENTENCIA POLÍTICA

La gran sorpresa.

El Jefe de Estado le anunció al país que el 1 de mayo, “Día Internacional del Trabajo”, le tendría una “gran sorpresa”.

Desde la vigencia de la Constitución actual, hemos venido señalando en diferentes artículos, conferencias y estudios, que el haber consagrado la figura de la Asamblea Nacional Constituyente, significó para el creador del sistema un auténtico “autogol”, es decir, una puñalada en contra de los principios que erigiera en la Constitución Bolivariana promulgada en 1999.

Para hacer una convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, además del sometimiento a una supuesta normativa, tiene que existir una razón real, objetiva, histórica que la justifique. No es posible que un gobierno que ha proclamado su atención y obediencia a la Constitución actual, fruto de las ideas del líder máximo que lo propiciara, de pronto declare que ese régimen debe ser transformado totalmente (transformar al Estado) y que esa normativa debe ser modificada por un nuevo régimen que tenga lineamientos totalmente diferentes,

Uno se pregunta ¿cuál es la razón de una medida que en forma alguna puede dar beneficio al Estado?

Es indudable que el artículo 349 está pensado para una Asamblea Constituyente que ha elaborado ya una nueva Constitución contra la cual, no pueden operar las fuerzas anteriormente existentes, pero esta interpretación que es la más lógica, no será́ justamente la que se aplicará para una Asamblea que, al constituirse, apagará el derecho del ejercicio de poderes pre-constituidos que están destinados a desaparecer.

Hildegard Rondón de Sansó-LA GRAN SORPRESA

“AUTO-SUICIDIO”

A pesar de que el título de este artículo contiene una expresión burlesca hace alusión al hecho de que la Constitución vigente la de 1999, reguló en el capítulo relativo a la Reforma Constitucional a la Asamblea Nacional Constituyente.

Al establecerse una Asamblea Nacional Constituyente, su objetivo es extinguir la Constitución vigente; iniciando un nuevo régimen que, justamente, por originarse en tal forma, tiende a cambiarlo todo, a conformar un nuevo Estado.

Nos sirve de título: “auto-suicidio” la novedosa regulación constituyó un permiso librado por la Asamblea creadora de la norma, para que nuevas ideas y concepciones políticas y sociales pudieran transformar el Estado y crear un nuevo ordenamiento jurídico, esto es, la posibilidad de la muerte de la Carta Fundamental.

Hildegard Rondón De Sansó -AUTO SUICIDIO